112 Asturias
Menú principal
Está viendo:

Prensa y comunicación

ABRIL 2013

09/04/2013

UN FALLECIDO TRAS DETECTARSE UN ESCAPE DE GAS EN SU VIVIENDA EN MIERES

Efectivos de Bomberos de Asturias con base en el parque de Mieres fueron los encargados de desconectar la caldera de gasoil, desalojar el inmueble, ventilar y realizar las mediciones oportunas hasta comprobar que ya no se detectaban concentraciones de monóxido de carbono

Un varón,  de 76 años de edad cuya identidad se corresponde con las iniciales O.S.R.,  ha fallecido en el interior de su vivienda, donde se detectaron altas concentraciones de monóxido de carbono, situada en Rozadas de la Peña, número 7, en Mieres.

Los servicios sanitarios movilizados por el Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU), equipo médico de la UVI-móvil de Mieres, sólo pudieron verificar su fallecimiento. Además, una pareja y su hijo se trasladó por sus propios medios al Hospital Álvarez Buylla tras haber estado expuestos al monóxido de carbono y presentar síntomas leves de intoxicación.

Hasta el lugar del incidente se desplazó una dotación, compuesta por dos efectivos, de Bomberos de Asturias con base en el parque de Mieres que fueron los encargados de ventilar el edificio y cortar el suministro eléctrico para desconectar una caldera de gasoil, instalada en el sótano del edificio de tres plantas, donde podría estar el origen. Los bomberos también desalojaron a las personas que estaban en el interior del inmueble y estuvieron realizando mediciones hasta que el explosímetro dejó de detectar concentraciones de monóxido.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112-Asturias recibió el aviso a las 13.08 horas. En la llamada, realizada por un vecino del afectado, indicaban que había una persona que creía que estaba fallecida en el interior de su vivienda por la mala combustión de una caldera de gasoil. Indicaban que habían entrado por una ventana y que estaban ventilando.

El 112-Asturias movilizó a efectivos de Bomberos de Asturias con base en el parque de Mieres, comunicó lo sucedido al SAMU que envió la UVI-móvil e informó a la Guardia Civil, Policía Local y Policía Nacional.

Tras llegar al lugar del incidente confirman que se están registrado altas concentraciones de monóxido de carbono e informan que hay un fallecido. La Guardia Civil solicitó la presencia en el lugar de juez y forense para hacerse cargo de los trámites para proceder al levantamiento del cadáver.

Los bomberos permanecieron en el lugar hasta las 14.48 horas que regresaron a base.

La caldera de gasoil se encontraba en el sótano del edificio de tres plantas con dos viviendas en cada piso. El fallecido residía en el bajo del inmueble. El matrimonio y  el menor que se trasladaron por sus medios al hospital vivían en el primero derecha, en el primero izquierda en el momento del incidente no había nadie. En la segunda planta uno de los pisos estaba deshabitado y en el otro no había nadie.