112 Asturias
Menú principal
Está viendo:

Prensa y comunicación

ENERO 2013

26/01/2013

UN ESQUIADOR DE TRAVESÍA RESULTA HERIDO EN UNA PIERNA CUANDO SE ENCONTRABA EN EL PICO CELLÓN, EN LENA

El Grupo de Rescate de Bomberos de Asturias, a bordo del helicóptero medicalizado de la entidad, ha trasladado al afectado al HUCA.

La Morgal.- 26/01/2013

Un varón, cuya identidad se corresponde con las iniciales J.M.P M. de 66 años, ha resultado herido mientras se encontraba en el Pico Cellón, en Pajares, en el término municipal de Lena. El Grupo de Rescate de Bomberos de Asturias, a bordo del helicóptero medicalizado de la entidad, ha trasladado al afectado, que presentaba una posible fractura de tibia y peroné izquierdo, al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112-Asturias recibió el aviso, que entró a través del Servicio de Emergencias del 112 de Castilla y León, a las 12:24 horas. En la llamada se indicó que un grupo de 7 esquiadores estaban en la ladera sur del Pico Cellón, a 50 metros de la cumbre, y uno de ellos se había accidentado. De inmediato se movilizó al Grupo de Rescate de Bomberos de Asturias, a bordo de la aeronave medicalizada de la entidad.

El helicóptero dejó a los rescatadores a unos 50 metros de los esquiadores, que estaban practicando esquí de travesía. Éstos habían comenzado la ruta en el puerto de Pajares y, al parecer, cuando se encontraban descendiendo por la ladera sur del Pico Cellón, uno de ellos sufrió una caída, hiriéndose una pierna. Una vez con el afectado, el médico-rescatador y un rescatador del equipo de Bomberos de Asturias procedieron a inmovilizar al afectado con una férula hinchable.

A continuación, se procedió a izar al herido y rescatadores a la aeronave, para lo que se hicieron dos grúas en las que se desplegaron 30 metros de cable. Una vez a bordo del helicóptero se procedió a su traslado al HUCA.

El Grupo de Rescate de Bomberos de Asturias dio por finalizada la intervención a su llegada a base, a las 13:49 horas.

Como marca el protocolo, el Servicio de Emergencias del 112-Asturias comunicó el suceso a la Guardia Civil.