112 Asturias
Menú principal
Está viendo:

Prensa y comunicación

Agosto 2012

14/08/2012

Las Consejerías de Presidencia y Agroganadería revisan la estrategia en prevención, extinción, investigación y educación ambiental para el periodo 2013-2016

En el primer semestre de este año se han contabilizado en Asturias 1.295 incendios forestales que calcinaron más de 10.000 hectáreas de terreno

 

El Consejero de Presidencia, Guillermo Martínez y la Consejera de Agroganadería y Recursos Autóctonos, María Jesús Álvarez Rubiera, han asegurado esta mañana en la FIDMA, que la lucha contra los incendios forestales, tanto en materia de prevención como de extinción, y sobretodo minimizar su incidencia tanto en número como en alcance en nuestra Comunidad Autónoma, es una prioridad para ambas consejerías.

Los titulares de ambos departamentos han comenzado ya a trabajar en la evaluación y revisión de la Estrategia Integral de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales cuyo objetivo general y prioritario será reducir la incidencia de los incendios forestales y sus efectos en Asturias.

Para ello, los responsables de ambos departamentos, han comenzado los trabajos de evaluación de la estrategia integral de prevención y lucha (2009-2012) cuyas conclusiones servirán de base para, a partir del próximo año, revisar el marco estratégico en las cuatro líneas de actuación fundamentales: prevención, extinción, investigación y educación y sensibilización ambiental.

Como responsable de las competencias en materia de extinción, Guillermo Martínez, ha destacado el importante trabajo realizado desde "Bomberos de Asturias" en esta materia. En este sentido destacó que el 42% de las incidencias registradas en la Entidad Pública están relacionadas con los incendios forestales. En el primer semestre de este año, según los datos provisionales disponibles, se contabilizaron en nuestra Comunidad Autónoma un total 1.295 incendios forestales que calcinaron 10.045 hectáreas de terreno, en su mayor parte, con un 91,28%, de superficie desarbolada. El mes de mayor actividad, como suele ser habitual en Asturias, fue marzo con 941 incendios que devastaron 9.092 has. de terreno.
El pasado año 2011 se habían contabilizado en nuestra región un total de 1.793 incendios forestales y una superficie calcinada de 13.991 has.

Martínez recordó que en las épocas de mayor riesgo de incendios, que en nuestra Comunidad Autónoma se corresponde fundamentalmente con los meses de febrero, marzo y abril, el Principado cuenta con 177 vehículos terrestres, seis helicópteros y más de 500 efectivos para luchar contra las llamas. En concreto, "Bomberos de Asturias" dispone de 497 efectivos humanos, 126 vehículos terrestres, tres helicópteros (uno para coordinación aérea y dos con capacidad de descarga de 1.000 litros) y una avioneta de ala fija para realizar tareas de vigilancia.

En lo que se refiere a investigación, el Consejero destacó el trabajo que realizan las cuatro Brigadas de Investigación de Incendios Forestales del Principado de Asturias (BRIPAS) compuestas cada equipo por tres personas: un bombero-conductor de "Bomberos de Asturias" y dos Investigadores de Causas de Incendios Forestales. Su labor se ha optimizado en los últimos años, incrementándose notablemente el porcentaje de superficie afectada estudiada.

De enero a junio de este año realizaron 152 informes, que en términos de superficie, supuso investigar un total de 8.198 has. de la superficie total calcinada en Asturias. En 2011, las BRIPAS, realizaron un total de 226 informes de investigación de causas de incendios forestales, es decir, investigaron el 69,5% de la superficie quemada en nuestra región. La mayor parte de los incendios, 203 fueron intencionados, 12 se produjeron por negligencias o causas accidentales, 3 por rayos y en 6 casos no se pudo determinar la causa.

Por último, el titular de la Consejería de Presidencia hizo un llamamiento a la colaboración de los ciudadanos y ciudadanas, ya que la rápida detección del fuego es vital para su control. A través de las llamadas recibidas en el "112 Asturias" se está observando una mayor implicación para alertar a los servicios de emergencia, lo que permite movilizar con más rapidez y precisión los medios necesarios para sofocar el incendio.

La creciente concienciación ciudadana de respeto medioambiental, pone de manifiesto la importancia de los trabajos de prevención y sensibilización que en el caso de "Bomberos de Asturias" se desarrolla, entre los más pequeños, a través del oso Perico. La mascota de la entidad recorre los colegios de la región explicando a los escolares el trabajo de los bomberos y, sobre todo, concienciando, sensibilizando e implicando activamente a los niños y niñas sobre la necesidad de prevenir los incendios forestales y la importancia de conservar y preservar el medio ambiente.

Asimismo, en estos momentos, se está llevando a cabo una campaña de concienciación en los medios de comunicación que, bajo el lema "Poco a poco algo muy nuestro se quema. Evita y denuncia los incendios provocados. Cuida nuestra tierra... Cuida tu tierra", pretende implicar a todos los ciudadanos en la lucha contra los incendios forestales. La Campaña se desarrollará hasta el 31 de octubre de 2012.