112 Asturias
Menú principal
Está viendo:

Prensa y comunicación

26/10/2021

El SEPA y EDP evalúan positivamente la operatividad del plan de emergencia de la presa Valle II en Somiedo tras el ejercicio de activación de sirenas

A falta de un análisis más exhaustivo consideran correcto y adecuado el esquema de activación de este plan y el Plan de Inundaciones del Principado de Asturias (PLANINPA)

Un momento del ejercicio Un momento del ejercicio

El  Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) y la empresa EDP han valorado muy satisfactoriamente el ejercicio realizado esta mañana en las instalaciones de la presa Valle II, en Somiedo. Destacan que se ha cumplido con la finalidad fundamental del ejercicio, comprobar la operatividad total del Plan de Emergencia de la Presa (PEP) y su estructura de funcionamiento con la activación del Plan de Inundaciones del Principado de Asturias (PLANINPA).

Con los datos obtenidos consideran correcto y adecuado el esquema de activación de ambos planes. Además, también consideran cumplido  el objetivo primordial del ejercicio que la población que pudiese verse afectada en caso de rotura de la presa sepa cómo actuar si  se activaba el sistema acústico de aviso. Identificar este sonido y saber qué medidas de autoprotección aplicar eran dos de los aspectos fundamentales de la práctica.

Esta presa está dotada con seis sirenas instaladas en cuatro puntos que cuando se activan, como en este ejercicio, emiten un sonido de alerta que consta de 3 tramos de 1 minuto de duración, con sonido ascendente, separados por intervalos de 5 segundos de silencio. El final de la alerta también se anuncia mediante una señal continuada de 30 segundos.  

Además del SEPA y el personal de la empresa, en el ejercicio han participado, colaborando en informar a la población de la zona afectada, efectivos de la Guardia Civil, voluntarios de la agrupación de Protección Civil de Salas y guardas de Medio Ambiente del Principado de Asturias.

En Asturias 15 de las 25 presas existentes están obligadas a desarrollar su propio plan de emergencias. Además de la de Valle II en Somiedo está La Barca en los concejos de Tineo y Belmonte de Miranda; La Florida (Tineo); La Granda (Gozón); Rioseco (Sobrescobio); San Andrés de los Tacones (Gijón); Tanes (Caso-Sobrescobio); Trasona (Corvera); Valdemurio (Quirós); Valdano II (Grado-Las Regueras; Arbón (Villayón- Coaña); Alfilorios (Ribera de Arriba); Dorias (Illano-Boal) y Salime (Grandas de Salime). La lista la completaría la única presa clasificada con categoría B en nuestra región, la de Priañes, en los concejos de Oviedo-Las Regueras.

Según la normativa de  la Dirección General del Agua del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, las presas se clasifican en tres categorías (A, B ó C)  en función del riesgo potencial que pueda derivarse de una posible rotura o un funcionamiento incorrecto de la misma.

• Categoría A: presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto pueda afectar a núcleos urbanos o servicios esenciales, o producir daños materiales o medioambientales muy importantes.

• Categoría B: presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto puede ocasionar daños materiales o medioambientales importantes o afectar a un reducido número de viviendas.

• Categoría C: las presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto puede producir daños materiales de moderada importancia y sólo incidentalmente pérdida de vidas humanas. En todo caso, a esta categoría pertenecerán todas las presas no incluidas en las Categorías A o B.

Según esta clasificación, todas las presas con categoría A y B deben disponer de un Plan de Emergencia propio y su implantación es responsabilidad del titular de la misma. Todos estos planes se incluyen en el Plan Especial de Protección Civil ante el Riesgo de Inundaciones del Principado de Asturias (PLANINPA).