112 Asturias
Menú principal
Está viendo:

Prensa y comunicación

FEBRERO 2016

19/02/2016

Boletín de información nivológica y de peligro de aludes en Picos Europa

El boletín de información nivológica y de peligro de aludes Picos de Europa hasta las 24:00 horas de hoy alerta del riesgo de aludes en los Picos de Europa.

Boletín de información nivológica y de peligro de aludes Picos de Europa jueves, 18 de febrero de 2016

Pronóstico hasta las 24 horas del viernes, día 19 de febrero. (Válido fuera de pistas de esquí balizadas y abiertas)

ESTIMACIÓN DEL NIVEL DE PELIGRO EN LA ESCALA EUROPEA 2, 3 Limitado, Notable

 El inicio de esta semana ha traído fuertes vientos de noroeste, con nevadas moderadas, acompañadas en algunos momentos de tormenta.

El jueves, día 18, amanece muy nuboso o cubierto y con nevadas, que se prolongan durante la mañana, pero tienden en la segunda mitad del día a hacerse más dispersas y ocasionales.

Este último frente ha acumulado más de 20 l/m2 en Tresviso y Soto de Valdeón, siendo gran parte de esa precipitación en forma de nieve, pues la cota ha bajado prácticamente hasta los 500 metros. Heladas.

Estado del manto y peligro de aludes

Situación de nieve venteada y de nieve reciente, salvo en las solanas de cotas medias y bajas, en transición a una situación de nieve húmeda.

Las precipitaciones acumuladas desde el pasado fin de semana, entre 50 y 120 l/m2, han dejado de 20 a 50 centímetros de nieve nueva a unos 1500 metros de altitud, y cerca de un metro en cotas superiores a 2000 metros. La cota de nieve ha caído sensiblemente, y el manto podemos decir que es continuo por encima de unos 700 metros en las umbrías, aunque hay amplias zonas con escasa innivación en crestas y lomas venteadas, donde aflora nieve vieja rehelada.

Un viento fuerte, de componente oeste girando a norte, acompañó a las nevadas. Un acusado descenso térmico, con heladas persistentes y fuertes en cotas altas desde el domingo 14, ha favorecido la formación de estratos de baja cohesión en la base del manto formado por la nieve reciente. También hay capas internas de nieve granulada.

Debido a lo anterior, el mayor peligro está asociado a las numerosas placas de viento que se han formado en zonas altas en diversas orientaciones, aunque preferentemente en las vertientes que van desde el nordeste al sudoeste en sentido horario.

Estas placas de viento es posible que se rompan por una sobrecarga débil, como el paso de un solo esquiador, en pendientes inclinadas, desencadenando aludes pequeños en general (capaces de sepultar una persona), pero que podrán ser localmente medianos (capaces de sepultar un vehículo), y no se descarta, debido al espesor de las recientes nevadas, la salida de algún alud grande (capaz de destruir un pequeño bosque).

Asimismo, las nevadas que ha traído el último frente durante el miércoles y el jueves, sumadas a la nieve suelta que, en zonas altas y umbrías, aún queda desde el pasado fin de semana, seguirán dando lugar a purgas y algunos pequeños aludes espontáneos de nieve reciente en laderas empinadas. No se descarta que en algún lugar puedan alcanzar un tamaño mediano.

Tampoco hay que despreciar el peligro asociado a las coladas y salidas de nieve húmeda, pequeñas en general, en solanas de cotas medias y bajas a partir del mediodía.

Predicción meteorológica para el día 19, viernes .

Poco nuboso en general, aunque al inicio de la jornada habrá nieblas y nubosidad baja, más compacta en las cimas. Durante la primera mitad del día no se descarta alguna precipitación débil, de nieve por encima de unos 500 metros. Temperaturas mínimas en ligero descenso, y máximas en ligero ascenso. Habrá heladas, sobre todo en las cimas, donde serán mantenidas y localmente fuertes. El viento soplará de componente norte al inicio, pero tenderá a ser de dirección variable, flojo en general.

Datos en la atmósfera libre:

Altitud de la isoterma de 0 ºC: 1.200 m

Altitud de la isoterma de -10 ºC: 2.950 m Viento a 1500 m: W 10 km/h Viento a 3000 m: NW 20 km/h Avance Durante el próximo fin de semana se esperan cielos azules. El debilitamiento del viento, que en general será flojo de dirección variable, hará que no se formen nuevas placas, al tiempo que el ascenso térmico que se espera contribuirá a la estabilización de las placas ya formadas. La ausencia de precipitaciones disminuirá el peligro de aludes de nieve reciente. En cotas bajas y medias ascenderá, sin embargo, el peligro asociado a los aludes de nieve húmeda, sobre todo en las solanas a partir del mediodía.