112 Asturias
Menú principal
Está viendo:

Prensa y comunicación

MARZO 2014

12/03/2014

El SEPA y EDP evalúan positivamente la operatividad del Plan de Emergencia de la Presa de La Barca  tras el simulacro parcial organizado en sus instalaciones

Es la primera vez en Asturias que se comprueba el funcionamiento del sistema acústico de sirenas de alerta y que se aplican las medidas de protección a la población en el área inundable
El Director de Interior en el PMA instalado en la localidad de Loredo El Director de Interior en el PMA instalado en la localidad de Loredo
Los responsables del  Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) y de la empresa EDP han valorado muy satisfactoriamente el simulacro parcial de emergencia realizado esta mañana en las instalaciones de la central hidráulica y presa de La Barca, en Tineo. Destacan que se ha cumplido con el objetivo fundamental del ejercicio, comprobar la operatividad total del Plan de Emergencia de la Presa (PEP) y su estructura de funcionamiento con la activación del Plan de Inundaciones del Principado de Asturias (PLANINPA).

Consideran correcto y adecuado el esquema de activación de ambos planes y, a falta de un análisis más exhaustivo de los datos obtenidos,  la coordinación de los distintos grupos operativos y los tiempos de respuesta han sido óptimos.

Destacan que es la primera vez en Asturias que se comprueba el funcionamiento del sistema acústico de sirenas de alerta a la población y señalan que también es la primera vez que se aplican medidas de protección a la población en el área inundable. Agradecen la colaboración y la implicación de los habitantes de los núcleos afectados ya que uno de los objetivos fundamentales de este ejercicio es  entrenar y concienciar a la población sobre cómo actuar ante emergencias de este tipo.

El ejercicio, en el que han participado más de 70 efectivos de diferentes organismos y entidades,  ha durado algo más de cuatro horas. Durante este tiempo, entre otras cuestiones, se ha realizado una secuencia de llamadas de comprobación y verificación de todos los responsables de los grupos susceptibles de intervenir en la emergencia que figuran en la estructura de dirección y en  la estructura operativa del PLANINPA.

Hipótesis accidental simulada
La hipótesis accidental fue la rotura del cuerpo de la presa de La Barca como consecuencia de un terremoto de grado siete con epicentro en la zona de Cangas del Narcea. Esta situación simulada  obligó a evacuar  a las poblaciones que se encuentran aguas abajo de la presa, a lo largo del cauce del Narcea, en los concejos de Salas y Belmonte.  

Inicialmente los responsables de la central activaron su Plan de Emergencia de la Presa. Tras observar fisuras, con fugas de agua que podrían derivar en la rotura del muro y afectar a la población, comunicaron el incidente al SEPA que activó el PLANINPA. En un primer momento se declaró la  Situación 0 (el nivel más bajo, implica vigilancia y seguimiento) y cuando se tomaron   las medidas de protección a la población en el área inundable de la primera media hora desde la eventual rotura de la presa, se pasó a Situación 2 (el máximo es 3). Se simuló la evacuación y cuando la rotura del cuerpo de la presa era inminente se activó el sistema acústico de sirenas de alerta instalado por EDP.


 

 

 

 

 

 

Plan de Emergencia de Presas
El Plan Especial de Protección Civil  ante el Riesgo de Inundaciones del Principado de Asturias (PLANINPA), incluye los planes de emergencias de las presas existentes en nuestra Comunidad Autónoma.

Estas presas están clasificadas, según la normativa de  la Dirección General del Agua del Ministerio de Medio ambiente,  en tres categorías (A, B ó C)  en función del riesgo potencial que pueda derivarse de una posible rotura o un funcionamiento incorrecto de la misma.
• Categoría A: presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto pueda afectar a núcleos urbanos o servicios esenciales, o producir daños materiales o medioambientales muy importantes.
• Categoría B: presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto puede ocasionar daños materiales o medioambientales importantes o afectar a un reducido número de viviendas.
• Categoría C: las presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto puede producir daños materiales de moderada importancia y sólo incidentalmente pérdida de vidas humanas. En todo caso, a esta categoría pertenecerán todas las presas no incluidas en las Categorías A o B.

Según esta clasificación, todas las presas con categoría A y B deben disponer de un Plan de Emergencia propio. Su elaboración e implantación es responsabilidad del titular de la misma.

En Asturias, quince de las veinticinco presas existentes están obligadas a desarrollar su propio Plan de Emergencias. Actualmente diez de estas presas, todas con categoría A,  ya cuentan con él. Son las siguientes: La Barca en los concejos de Tineo y Belmonte de Miranda; La Florida (Tineo); La Granda (Gozón); Rioseco (Sobrescobio); San Andrés de los Tacones (Gijón); Tanes (Caso-Sobrescobio); Trasona (Corvera); Valdemurio (Quirós); Valle II (Somiedo); y Valduno II (Grado-Las Regueras).

Las otras 5 presas cuyos titulares tienen pendiente elaborar e implantar su propio Plan de emergencias son,  con categoría A, las siguientes: Presa de Arbón (Villayón- Coaña); Alfilorios (Ribera de Arriba); Dorias (Illano-Boal) y Salime (Grandas de Salime). La lista la completaría la única presa clasificada con categoría B en nuestra región, la de Priañes, en los concejos de Oviedo-Las Regueras, única presa de EDP España que no ha concluido la implantación de su plan de emergencia al encontrarse el mismo en tramitación por parte de la administración.  

Los planes de emergencias de estas instalaciones deben ser aprobados por la Dirección General de Aguas del Ministerio de Medio Ambiente e informados por la Comisión Nacional de Protección Civil del Ministerio del Interior.

Además de su catalogación, el PLANINPA contempla también la distribución por cuenca hidrográfica de cada una de las presas, el cauce del río en el que se sitúa y los usos de cada una de estas instalaciones (hidroeléctrico, regadío, abastecimiento de población, industrial, recreo o regulación).

El objetivo del PLANINPA es dar una respuesta rápida y eficaz a aquellas emergencias derivadas de las inundaciones que puedan representar un riesgo para la población, los bienes y el medio ambiente o que puedan producir daños en infraestructuras básicas, interrumpiendo servicios esenciales.

 

 

 

 

 

 

El Director de Interior junto a los intervinientes en el PMA escuchando las sirenas de alerta de la presa El Director de Interior junto a los intervinientes en el PMA escuchando las sirenas de alerta de la presa