112 Asturias
Menú principal
Está viendo:

Prensa y comunicación

NOVIEMBRE 2013

28/11/2013

CONTROLADA FUGA EN CAMION CISTERNA QUE TRANSPORTABA CLORURO FERRICO EN VALDES

Para controlar el pequeño derrame se desplazó al lugar una dotación, con cinco efectivos, de Bomberos del SEPA del parque valdesano junto al Jefe de Zona Noroccidental
Un momento de la intervencion Un momento de la intervencion
Efectivos de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) con base en Valdés, junto al Jefe de Zona Noroccidental, han controlado, a las 20.37 horas,  una pequeña fuga detectada en un camión cisterna que transportaba cloruro férrico y que se encontraba estacionado en un aparcamiento cercano a un restaurante ubicado en La Ronda, en Valdés.

Los bomberos procedieron a taponar la fuga, procedente de un pequeño orificio, situado en la parte inferior de la mitad de la cisterna,  utilizando un cojín venda. Posteriormente, tras comprobar que ya no se producía derrame alguno, procedieron a diluir con agua el cloruro férrico vertido. Un retén de bomberos permanecerá en la zona hasta que llegue al lugar otro vehículo, procedente de Santander, para trasvasar el producto y concluya toda la operación.

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 19.32 horas. Fue el propio conductor del camión cisterna, matrícula 7734-GKH, el que alertó al 112. Según explicó había parado en el estacionamiento y se había dado cuenta de que la cisterna estaba goteando por un pequeño agujero. Indicó que transportaba 18.000 litros de cloruro férrico.

De inmediato se movilizó una dotación, compuesta por cinco efectivos, de Bomberos del SEPA con base en Valdés y se activó al Jefe de Zona para que se desplazase al lugar. Los bomberos desplazaron al incidente dos autobombas, la furgoneta de intervención rápida y un vehículo de mando.

Al tratarse de un accidente en un camión de transporte de mercancías peligrosas también se informó de lo sucedido a los técnicos de Protección Civil del SEPA y a los técnicos de Medio Ambiente del Principado. Como marca el protocolo se comunicó lo sucedido a la Guardia Civil, a la Policía Local y, a título informativo ya que no había personas afectadas, al Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU).